© 2018 by David Gamella

Colecciones de CUENTOS

Colección Aquí y ahora

Los valores son convicciones profundas de los seres humanos que determinan la forma de ser y orientan la conducta. Existen valores humanos universales que pertenecen a nuestra auténtica naturaleza y que son la base para vivir con armonía en comunidad y relacionarnos bien con los demás.
Los valores también nos permiten orientar nuestro comportamiento, tanto hacia nuestra realización personal como hacia el bienestar colectivo; ayudan a encontrar el sentido de nuestros actos, tomar decisiones y resolver problemas.
La transmisión de los valores comienza desde los primeros meses de vida. El niño se impregna, en primer lugar, de aquello que se le enseña en el hogar y, después, de lo que aprende durante su convivencia en la escuela y también por medio de lecturas, etcétera.

Publicaciones en CHINA

CUENTOS PARA VIVIR

Los cuentos son un vehículo muy idóneo para aprender esas habilidades emocionales. Pero para que los cuentos  favorezcan el desarrollo de la inteligencia emocional, además de divertir, sorprender y enganchar al lector,  deben tener en cuenta varios aspectos, como por ejemplo: que aparezcan con claridad diferentes emociones, que los lectores se puedan identificar fácilmente con los personajes y sentir lo ellos sienten, que defiendan el derecho a la expresión frente a la represión.

La psicóloga Begoña Ibarrola es un referente en educación emocional para niños. Sus cuentos reúnen todas  las condiciones  para enseñar al niño a canalizar sus emociones en función de cada edad.

 En cada volumen se aborda una emoción concreta a través de un conjunto de cuentos.  Después de cada cuento hay una serie de preguntas que se pueden utilizar para establecer un dialogo muy interesante entre los adultos y los niños y algunas propuestas de actividades para trabajar las diferentes emociones. Los cuentos están  pensados para que el adulto los lea y los comente con los niños, pero la colección también dispone de  algunos  ilustrados, destinados directamente al público infantil.

Además de su función educativa y lúdica,  ayudan a crecer, animan a los niños a descubrir el mundo y a vivir con ilusión.

Cuentos para sentir